Protagonistas de ‘Love, Victor’ aparecen en la portada de la revista Attitude

victor attitude

Para muchos chicos gays, un romance en la secundaria con su crush era casi imposible, mientras que verlo representado en la televisión era algo inaudito. Afortunadamente, los jóvenes de hoy tienen el drama innovador, y realmente bueno, con el que identificarse, Love, Victor.

Incluso los espectadores mayores pueden sentirse cautivados (y tal vez incluso con los ojos empañados) por esta serie.

A medida que el programa regresa para su segunda temporada, las estrellas Michael Cimino y George Sear reflexionan en el más reciente número de la revista Attitude Summer sobre la homofobia de aquellos cercanos a ellos.

“Recibí algunos comentarios homofóbicos. Esperaba que eso sucediera. Sin embargo, no lo esperaba de los miembros de mi propia familia”, dice Michael, quien se identifica como heterosexual pero converge el viaje de autodescubrimiento de Víctor con la sensibilidad que exige el papel.

Algunos de ellos se acercaron y dijeron: “Solías ser tan genial; ahora eres tan gay”. Lo atribuyo a la ignorancia. Las personas tienen esa programación y, a menudo, no tienen que evolucionar y tratar de superar eso.

“No hay nada de malo en ser gay. Esa ignorancia es a menudo algo que se ha transmitido de generaciones anteriores. Siempre me acerco a eso [diciendo]: ‘Estas son personas normales que están luchando y no deberían tener que luchar'”.

Tal negatividad se ve contrarrestada por la positividad cuando Michael revela que el programa ha traído a varios otros amigos y familiares del lado oscuro.

“He cambiado opiniones”, sonríe. “Tenía algunos amigos que son religiosos y cambiaron su perspectiva sobre las cosas”.

Tienes la sensación de que Michael es tan bueno en el papel porque, fuera de la pantalla, es amable, genuino y empático. No solo es capaz de ofrecer una actuación principal madura pero vulnerable a una edad tan joven, sino que también es un aliado LGBT con todas las de la ley en un Hollywood todavía extrañamente homofóbico.

Por el contrario, el británico George Sear, de 23 años, que interpreta a Benji, con un impecable acento estadounidense por cierto, ha tenido una experiencia ligeramente diferente con su carrera y el programa.

“De manera abrumadora, ha sido realmente positivo”, dice George, quien se identifica como heterosexual. “Me encanta interpretar a este personaje y he tratado de hacer todo lo posible para honrar la responsabilidad”, confiesa.

En el otro lado del espectro, Michael es muy consciente del hecho de que algunos en la comunidad LGBT se molestan un poco cuando los roles de homosexuales son para actores heterosexuales, mientras que los actores homosexuales todavía tienen que permanecer en el armario.

“Definitivamente he recibido algunas críticas de la comunidad LGBT por estar en el papel… He recibido amenazas de muerte, lo cual es horrible. Pero la serie es importante para mí. Los mensajes de odio: entré sabiendo que eso sucedería, independientemente de lo bueno que fuera”, dice Michael.

“Pero hay algunos actores heterosexuales que interpretan personajes homosexuales, que se preocupan por apoyar los derechos LGBT mientras promueven su proyecto, pero una vez que terminan, un año después, se olvida un poco”.

“Eso no es ser un aliado, no es así como se apoyan los derechos LGBT. Si no eres un aliado real, ¿qué estás haciendo?”.

Y añade: “Es un honor interpretar a Víctor y una gran responsabilidad. Entré con la pura intención de representar eso correctamente”.

“Me mantuve en un nivel muy alto para asegurarme de que todos los que pasaron por esta historia se sintieran representados por el programa”.

La segunda temporada de Love, Victor ya está disponible en Estados Unidos a través de la plataforma de streaming Hulu. Mientras que en Latinoamérica podremos disfrutar la primera y segunda temporada en el mes de agosto en la nueva plataforma de Disney, Star+.