Eduard Bello

Un día de muchas emociones vivió Eduard Bello el pasado domingo, en el duelo de Deportes Antofagasta con Everton de Viña del Mar. El venezolano anotó el gol de la apertura del marcador.

Pero sus anotaciones no fue lo más importante, pues lo impensado llegó con su celebración, en la que saltó hacia las tribunas del estadio con un solo objetivo en mente: pedirle matrimonio a su novia.

Bello se arrodilló y le ofreció un anillo de compromiso ante las miradas de miles de personas, que ofrecieron una cerrada ovación cuando la mujer aceptó la propuesta.

Posteriormente, y para su desgracia, el árbitro Francisco Gilabert mostró una tarjeta amarilla al futbolista por haber abandonado la cancha, borrándole la sonrisa de la cara.

Posteriormente, en la segunda mitad del partido, el futbolista sufrió una fractura que lo dejará fuera del campo durante 3 meses, y deberá someterse a una cirugía producto de la lesión. “Tengo una fractura simple de peroné, me tienen que operar. La recuperación será de tres a cuatro meses dependiendo de mi reacción, aunque esperemos que sea mucho menos”, contó.