delincuente

Un líder de una pandilla brasileña intentó escapar de la prisión disfrazándose de su hija cuando lo visitó tras las rejas y salió por la puerta principal de la prisión en su lugar, dijeron las autoridades el domingo.

Pero los funcionarios de la prisión dijeron que lo delató el nerviosismo mostrado por Clauvino da Silva, también conocido como “Shorty”, cuando trataba de salir de la prisión en la parte occidental de Río de Janeiro vestida como una mujer.

Aparentemente, su plan era dejar a su hija de 19 años dentro de la cárcel. La policía está investigando el posible papel de ella como cómplice en el intento fallido de escape del sábado en la prisión de Gericinó.

El Secretario de Estado de la Administración de Prisiones de Río publicó fotos que mostraban a Da Silva con una máscara de silicona y una larga peluca de cabello oscuro, con jeans ajustados y una camisa rosa con una imagen de dibujos animados de donas.

También publicaron un video en el que se puede ver a Da Silva quitándose la máscara y parte de la ropa, y diciendo su nombre completo.

Las autoridades dicen que da Silva era parte del liderazgo del Comando Rojo, uno de los grupos criminales más poderosos en Brasil que controlaba el tráfico de drogas en gran parte de Río.

Después del fallido intento de escape, da Silva fue transferido a una unidad de máxima seguridad y enfrentará sanciones disciplinarias, dijeron las autoridades.