galaxy fold

En el 2011 muchos miramos horrorizados la presentación de un nuevo teléfono de Samsung, extraño y “gigantesco”, y lo criticamos por ser “demasiado grande”. Se trataba del Galaxy Note, y terminó cambiando el mundo de los smartphones. Samsung quiere hacer lo mismo con el nuevo Galaxy Fold.

La compañía acaba de presentar de manera oficial su primer smartphone flexible, capaz de doblarse para esconder en su interior una pantalla mucho más grande que cualquier otro Galaxy y básicamente que cualquier smartphone en el mercado actual. Tras mostrar un prototipo a finales de 2018, hoy conocemos la versión final del teléfono, y luce ridículamente interesante y atractivo.

El Galaxy Fold es una bestia en cuanto a hardware. Su mayor atractivo a la vista y en cuanto a uso son sus pantallas. En su parte externa cuenta con un panel de apenas 4,6 pulgadas, similar a la del primer Galaxy S, ideal para el uso rápido al enviar mensajes, llamar y las tareas más cotidianas. Pero al abrirlo cuenta con una pantalla de 7,3 pulgadas que llaman “infinity display”, tan grande como la de una tablet pequeña, y por lo que anunciaron, podría ser una fusión realmente útil. La bisagra que une ambos lados del teléfono, según Samsung, soporta ser usada millones de veces sin dar problemas.

Entre sus características técnicas incluye nada menos que 12 GB de memoria RAM y una batería de 4.380 mAh, dividida entre ambos lados del teléfono. El Galaxy Fold cuenta con seis cámaras en total: tres en su parte trasera externa, una en su parte frontal externa y dos en su parte interna.

En cuanto a su uso, permite continuar haciendo lo que hacías en la pantalla externa en el panel interno inmediatamente después de abrirlo, gracias a una función llamada “App Continuity”. Además, cuenta con soporte a multitarea en la pantalla interna, con soporte para hasta tres aplicaciones al mismo tiempo, es decir, puedes ver un video en YouTube, enviar un mensaje y revisar Twitter al mismo tiempo.

Pero un gran poder, conlleva una gran responsabilidad. O en este caso, un gran precio. El Galaxy Fold cuesta 1.980 dólares y sale a la venta el 26 de abril.