iphone ipod

Una nueva aplicación que convierte el iPhone en un iPod Classic es otra muestra más de la nostalgia por lo físico en un mundo cada día más digital.

De la misma manera que muchos de nosotros preferimos leer libros en papel, frente al auge de los ebooks, o añoramos el tacto de la música en nuestros dedos, otros echan de menos su iPod Classic, el mítico reproductor de música que, si bien impulsó su irreversible digitalización, contaba que unas características físicas que hoy se quieren recuperar.

No es un fenómeno extraño este de la añoranza por la tecnología «vintage», y ahí está la resurrección del peor soporte de la historia de la música, el casete, para demostrarlo. Según cifras recogidas por la Official Charts Company, solo en 2018 las ventas de este formato aumentaron un 125% en Reino Unido y un 219% en Estados Unidos. Incluso Sony lanzó una edición limitada de su Walkman en su 40 aniversario que reproducía la imagen de la cinta de casete dando vueltas sobre una pantalla táctil.

Era cuestión de tiempo que este viaje hacia el pasado –esta vez, más reciente-  tuviera parada en el iPod Classic, el mejor de toda la gama de iPods desarrollada por Apple. Un dispositivo que inauguró, además, una nueva forma de comunicar productos tecnológicos.

Un estudiante de diseño en la Universidad Cooper Union en la ciudad de Nueva York, ha desarrollado una aplicación -aún en desarrollo para IOS- que permite convertir nuestro iPhone en un iPod Classic, con su característica rueda y su carrusel de portadas de discos.

Hasta podemos escuchar los clics que sonaban habitualmente cuando trasteábamos con nuestro iPod.

“Siempre he sido fanático de los productos de Apple desde que era un niño”, reveló Hual portal The Verge.

Pues bendito sea ese fanatismo si sirve para que echemos una lagrimita recordando esos tiempos en los que el smartphone no se había engullido aún todos los cacharros, reproductores musicales, navegadores, cámaras fotográficas, etc., que ocupaban lugares de privilegio en nuestras mochilas y estanterías.