facebook

Periódicamente los tres principales servicios propiedad de Facebook (la propia red social, WhatsApp e Instagram) sufren cortes o caídas. Los episodios que sucedieron el miércoles no fueron la excepción a esa regla, ya que se registraron problemas en todo el mundo. Sin dar demasiadas explicaciones, la red social tardó en reconocer estos problemas y dejó que se elaboraran diversas teorías; aunque hoy confirmó el motivo que generó este inconveniente global.

Tal y como sucedió al momento de la caída, Facebook volvió a utilizar su perfil @facebook en Twitter como principal canal de comunicación para brindar precisiones sobre el fallo que causó la caída del servicio durante casi 10 horas y que afectó también a Instagram y WhatsApp.

“Ayer, hicimos un cambio en la configuración del servidor que desencadenó una serie de problemas en cascada. Como resultado, muchas personas tuvieron dificultades para acceder a nuestras aplicaciones y servicios. Hemos resuelto los problemas y nuestros sistemas se han estado recuperando en las últimas horas. Lamentamos los inconvenientes y apreciamos la paciencia de todos”, publicaron los de Palo Alto.


Horas antes de que saliera a la luz esta cuestión técnica se tejieron diversas teorías para tratar de entender cuál había sido el problema que afectó los intereses de la compañía de Mark Zuckerberg. En un principio, se pensó que la causa estaba emparentada con el tráfico que soportan los servidores de los tres servicios. También se relacionó el episodio con una supuesta prueba de la integración de los tres servicios en una única plataforma y hasta se habló de un ciberataque.