iphone

Pese a las similitudes estéticas, los tres nuevos modelos de iPhone nacen con objetivos de mercado diferentes y, por consiguiente, con unas características técnicas muy particulares.

En la siguiente tabla puedes descubrir cuáles son las principales diferencias entre el iPhone XS, el iPhone XS Max y el iPhone XR.

Los cuatro puntos de discordancia, como puede verse en la tabla, son el tamaño, el precio, las características de la pantalla y las capacidades de la cámara posterior. En resumen:

  • Tamaño. El iPhone XS monta un panel de 5,8 pulgadas, mientras que la variante Max asciende hasta las 6,5 pulgadas. El XR se queda en un punto intermedio con 6,1 pulgadas de tamaño. Los tres teléfonos, pese a sus generosas pantallas, tienen un tamaño total igual o inferior al iPhone 8 Plus, el teléfono más grande que Apple había fabricado hasta la fecha.
  • Características de la pantalla. Mientras que las dos variantes del iPhone XS optan por tecnología OLED y una densidad de píxeles superior a los 400 ppp, el iPhone XR se queda con la tecnología IPS LCD y una densidad de píxeles de 326. Estas diferencias se traducen, por un lado, en un mejor nivel de contraste para los modelos XS; y, por otro lado, en una menor nitidez para el iPhone XR.
  • Cámara posterior. Los tres teléfonos comparten la misma cámara principal en la región posterior, sin embargo, el XR prescinde módulo con objetivo telefoto. Como consecuencia, se queda sin el zoom óptico de dos aumentos y algunos modos de portrait lightning.
  • Precios. Mientras que ambos iPhone XS superan la barrera de los 1.000 euros en España, el XR logra asentarse en unos atractivos 849 euros. Este “reducido” precio, junto con la amplia oferta de colores, convierte al XR en uno de los iPhone más apetecibles de los últimos años.