Apple Glass: Filtran detalles sobre las gafas inteligentes de Apple

apple glass

Pese al auge de los servicios, Apple no se olvida de diversificar su cartera de dispositivos. Dado que el iPhone sigue reportándoles la mayoría de sus ingresos, resulta lógico comercializar gadgets que dependan de éste (véase el Apple Watch, aún hoy posicionado como el reloj inteligente más vendido del mercado). Tampoco podemos olvidarnos de los AirPods, gama que los de Cupertino reforzarían con hasta cuatro modelos.

Ahora bien, ¿qué será lo siguiente? Los analistas llevan meses insistiendo en un visor de realidad virtual al estilo del Oculus Quest (autónomo e inalámbrico), junto a una gafas inteligentes.

Jon Prosser, fuente más que confiable en sus predicciones, ha revelado cuantiosa información sobre las ‘Apple Glass‘ (como acabarían apodándose), incluido un precio de lanzamiento que partiría de los 499 dólares. Y es que las gafas también podrán adquirirse con cristales graduados, lo que elevará sensiblemente la cuantía.

Con lanzamiento previsto «entre marzo y junio de 2021», las Apple Glass contarían con un diseño minimalista en plástico pulido (al menos su prototipo, susceptible de variación). De hecho, no extrañarían versiones fabricadas con materiales nobles, como ya ocurriese con el Apple Watch. En cualquier caso hablaremos de unas gafas nada estrambóticas, que cualquiera podrá portar sin atraer miradas.

Como decíamos, el wearable dependerá directamente de nuestro iPhone, encargado del procesamiento de datos. Se consigue así una reducción significativa del peso y las dimensiones de la montura, al tiempo que se incrementa la autonomía. Aunque no han trascendido estimaciones sobre la vida útil de las Apple Glass, sí parece confirmada su carga inalámbrica, colocándolas bocabajo sobre la base incluida.

Otro aspecto significativo será la carencia de cámaras, movimiento con el que Apple trata de esquivar las inquietudes de privacidad enfrentadas por las Google Glass (responsables en parte de su descalabro). También por contra de éstas, el accesorio incluirá una pantalla por cristal, de modo que la información se superponga a nuestro entorno.

La realidad aumentada resultará, a fin de cuentas, la razón de ser de las Apple Glass. La patilla derecha albergaría un sensor LiDAR similar al presente en los últimos modelos del iPad Pro (también rumoreado para los iPhone 12 más prohibitivos), encargado de medir la profundidad con absoluta precisión. De este modo las gafas calcularán la distancia entre sí y los elementos que nos rodean, dando pie a representaciones tridimensionales que se comportarán de forma fidedigna según la perspectiva.

Ahora bien, ¿para qué sirve todo lo anterior en la práctica? ¿Qué usos cotidianos justifican hacerse con este par de lentes? Además de consultar las notificaciones de nuestro teléfono al vuelo, Apple ya trabaja en un sistema de códigos QR que generará una aplicación propietaria e inherente a iOS 14 (‘Gobi’). Imaginemos entrar a una Apple Store y acceder a las especificaciones y modelado de un producto con tan solo mirarlo. Otra utilidad es la interacción con las futuras ‘AirTags’, unas etiquetas que adheridas a cualquier objeto nos indicarán su posicionamiento (se acabó perder las llaves).

Respecto a la interacción del usuario, Prosser asegura que se producirá mediante ligeros toques en las patillas (tal y como ocurre con los AirPods para la pausa de la reproducción, por ejemplo) o gestos con las manos frente a los cristales.

El analista cierra con una noticia buena y otra mala: la información que muestren las gafas tan sólo será visible para quien las lleve, lo que nos protegerá de miradas indiscretas. Por otra parte, la tecnología será incompatible con filtros ultravioleta, por lo que habrá que esperar a la segunda generación para portar unas gafas de sol made in Apple.