macaulay ahs

Macaulay Culkin está siendo el absoluto protagonista de las últimas horas y esta vez no ha sido por ninguna entrevista reciente, como sí ocurrió hace unas semanas cuando habló de Michael Jackson. Esta vez, el famoso actor de Mi Pobre Angelito, está siendo noticia por su regreso a la pantalla chica y su salto a las series.

Los productores de la exitosa serie American Horror Story han anunciado a través de sus redes sociales los nombres de los actores que forman el reparto de la décima temporada. Lo han hecho por medio de un video, en el que, por encima de las olas del mar, se proyectan los nombres de éstos.

Para sorpresa de muchos, prácticamente de todos, ya que no había nadie que se esperase que apareciera este nombre, se ha proyectado el nombre de Macaulay Culkin, lo cual ha supuesto una auténtica revolución para los fans. No sólo los seguidores de la serie han decidido comentar el reparto sino que también los propios seguidores de Macaulay Culkin han celebrado su participación, convirtiéndose el tema en tendencia.

De esta forma, el actor estadounidense participará por primera vez en una serie a sus 39 años, y es que desde que se hizo famoso por Mi Pobre Angelito e hiciese alguna que otra película en aquel entonces, la vida del actor no podría calificarse de exitosa. La separación de sus padres cuando era un adolescente marcó los años posteriores, y es que la fortuna de éste fue un factor muy importante en la custodia.

Desde entonces, y pese a sí participar en algún que otro proyecto cinematográfico, el actor de Manhattan no volvió a ser aceptado en ningún proyecto ambicioso. En su última entrevista, reconoció haberse presentado al casting de la última película de Tarantino, aunque ni él mismo se hubiese elegido como actor para dar vida al personaje.

Con American Horror Story, el gran público volverá a ver a uno de los actores de toda una vida en el cine y televisión norteamericanos.

Macaulay Culkin se estrenará en una serie considerada como una de las más vistas de los últimos años, y sus seguidores no pueden aguantarse las ganas de poder verle de nuevo.