bloodmoon

Más malas noticias para los fanáticos de Game of Thrones, no sólo la serie acabó en un final divisivo, por decir lo menos, sino que una de las precuelas ha sido cancelada por HBO luego de que el piloto no fuera lo suficientemente atractivo para los ejecutivos. Esto deja el futuro de la saga en un lugar incierto, pues se esperaba que fuera uno de varios que se están desarrollando.

De acuerdo con información de Variety, el piloto de la serie que llevó varios títulos tentativos como The Long Night y Bloodmoon fue rechazado por HBO luego de tener algunos problemas con su producción. El show fue creado por Jane Goldman y tenía lugar varios milenios antes de los eventos de Game of Thrones y la lucha por el Trono de Hierro encabezada por Jon Snow (Kit Harington) y Daenerys Targaryen (Emilia Clarke), pero falló en cautivar a los ejecutivos.

La noticia llega un día después de que se revelara que los creadores de la serie original, David Benioff y D.B. Weiss , abandonaron planes para desarrollar su propia trilogía de Star Wars. La nueva serie iba a ser protagonizada por Naomi Watts y según Deadline, la misma Goldman es la que ha estado avisando al elenco y equipo que la producción ha sido descartada y no recibió luz verde para ser llevada a una temporada completa.

The Long Night, o Bloodmoon, se desarrollaría mucho tiempo antes de la serie principal. La precuela iba a lidiar con la formación de las Casas de Nobles que vemos en el relato original. El mismo George R.R. Martin , autor de las novelas en las que se baso la serie original, estaba también sirviendo como asesor, pero ni eso ha podido salvar a la producción de quedar en el limbo televisivo.

Los rumores sobre el rechazo, van sobre lo costoso y difícil del rodaje al norte de Irlanda a principios y mediados de este año. Al parece, HBO no quiere tener que pasar por lo mismo que con todas las temporadas de Game of Thrones, pero la pregunta es ¿por qué? Evidentemente, la última temporada fue la más costosa y la que más tiempo tomó rodar y jamás se escatimó en su producción. Esto sólo lleva a pensar que se trata de un material que no está a la altura de su predecesora.

Game of Thrones supuestamente iba a tener cuatro shows spin-off que se estaban desarrollando. Uno de ellos ni siquiera llegó a filmar su piloto, este ha quedado descartado luego del primer episodio, y un tercero, según se reveló hace unas semanas, iba a narrar la historia de la Casa Targaryen, los montadores de dragones que estuvieron en el poder por cientos de años. Sobre el cuarto no se tienen detalles, pero por lo visto más les vale a estos dos últimos hacer lo mejor que puedan.

El propio piloto de Game of Thrones tuvo muchos problemas, pues era el primero que desarrollaban sus creadores, y supuestamente sólo fue aprobado luego de importantes reshoots y del cambio de actores, debido a que HBO sabía que había una gran cantidad de fans y que podrían capitalizar por lo menos la primera temporada. Falta que la cadena acabe por confirmar y explicar qué es lo que los llevó a tomar esta decisión.