hbo emmys

Cada ceremonia de los Premios Emmys sirve para establecer un nuevo escenario para la televisión. Atrás quedaron los años de dominio de las grandes cadenas de televisión abierta, la que luego dio paso al dominio de la televisión por cable en Estados Unidos y la sucesión de distinciones para HBO y AMC, que por largo tiempo dominó el drama gracias a series como Mad Men y Breaking Bad.

Pero en los últimos años, los servicios de streaming comenzaron a abrirse paso con Netflix a la cabeza, aunque Amazon Prime Video fue la primera en ganar un gran premio gracias a lo que fue la victoria de La maravillosa Señora Maisel como mejor comedia en 2018.

Más aún, el año pasado Netflix fue la compañía que ganó más premios principales, con 7 estatuillas, dejando más atrás a HBO, con 6, y Amazon Prime Video, con 5.

Pero ahora en la edición 2019 la tortilla se dio vuelta nuevamente. HBO, impulsada por ChernobylGame of ThronesLast Week Tonight with John Oliver y Barrycerró la jornada con 9 estatuillas. En un segundo lugar, y gracias tanto a Fleabag como La maravillosa Señora MaiselAmazon Prime llegó a 7 victorias.

Netflix, que ganó dos premios de drama por Ozark, incluyendo uno de dirección para Jason Bateman, bajó a cuatro premios. El resto implicaron su repetición en telefilme por Black Mirror: Bandersnatch y la victoria de Jharrel Jerome como mejor actor de serie limitada por When They See Us.

Más allá de los premios del prime time, la semana pasada HBO ya había quedado al tope de los premios creativos, ganando 25 estatuillas, dos más que Netflix y 17 más que Amazon.

Tengan en cuenta que cuatro año atrás, en 2015, el escenario era muy distinto y series como Transparent Orange is the New Black solo lograban meter un poco la nariz, mientras los servicios de streaming buscaban establecerse de igual a igual al resto. Diez años atrás, la cadena NBC estaba al tope con el mayor número de estatuillas y ahora solo obtuvo dos distinciones. ambas por Saturday Night Live.

El escenario definitivamente cambió y esta batalla a tres bandas parece ser el nuevo statu-quo. Al menos hasta que la edición del próximo año no diga lo contrario.