Niño de 12 años se quita la vida por el bullying homofóbico de sus compañeros

riley hadley
Riley Hadley junto a su hermano Jack Holmes — Foto: Jack Holmes

Un niño de 12 años se quitó la vida después de ser blanco repetidamente de acoso homofóbico, según una investigación.

Riley Hadley, un ex alumno del Sidmouth Community College en el suroeste de Inglaterra, estaba siendo educado en casa por su madre, Alison Holmes, debido al acoso escolar.

Ella dijo en una investigación en Exeter County Hall que su hijo tenía “miedo de ir a la escuela y al parque local por temor a ser intimidado”, después de que otros estudiantes lo lastimaron, lo patearon en una carretera y lo patearon y empujaron en la escuela.

Los amigos de Hadley dijeron que sus compañeros homófobos le habían dicho repetidamente que deseaban que estuviera muerto, incluso diciéndole que “nos haga un favor a todos y se corte las venas”.

Los investigadores dudaban que su sexualidad haya sido el motivo del acoso, sin embargo las entrevistas de la policía con casi 30 niños confirmaron que fue acosado por eso.

El 15 de octubre de 2019, después de una discusión sobre el posible regreso de Hadley a la escuela, se ahorcó en su habitación.

Su madre lo encontró insensible y frío al tacto, y una autopsia confirmó que murió por asfixia por ahorcamiento, informa DevonLive.

Holmes describió a su hijo como un “niño amable y cariñoso” y dijo que le había confiado que pensaba que podría ser gay. Holmes dijo que ella lo había apoyado y agregó: “Como aún era joven, no lo veía como una gran preocupación”.

Sin embargo, tomó la decisión de comenzar a educarlo en el hogar, en lugar de que Hadley regresara a la escuela en septiembre de 2019 después de las vacaciones de verano, debido al bullying que estaba experimentando.

Holmes dijo en la investigación que no estaba al tanto de ningún otro problema, diciendo que tenía una “buena relación” con su hijo y que él “me diría si algo lo preocupaba”.

Ninguno de sus padres informó ser consciente de que Hadley había considerado autolesionarse, pero sus amigos dijeron que anteriormente amenazó con hacerse daño a sí mismo, incluso alegando un intento de ahorcamiento anterior, aunque le dijeron a la policía que no se lo tomaran en serio.

El día de su muerte, Holmes llevó a su hijo a una cita médica de rutina, donde expresó su ansiedad por la escuela.

Cuando regresaron a casa, ella dijo que discutieron si él debería regresar a la escuela o contratar a un tutor para continuar la educación en el hogar, ya que el horario de trabajo de Holmes significaba que a menudo tenía que dejarlo solo en casa.

“Él lloró”, dijo. “Hablamos y parecía un poco mejor”.

Posteriormente, Holmes se fue a trabajar, dejando a Hadley en casa. Le envió un mensaje de texto a un amigo alrededor de las 11 a.m. diciendo: “Tengo que volver a la escuela”. El amigo preguntó por qué, pero no recibió respuesta.

A las 4:10 p.m., Holmes llegó a casa y encontró a Hadley en su habitación.

QEPD.