Atletas olímpicas hacen oficial su relación con tierna foto

Kristie Mewis

Las olímpicas Kristie Mewis y Sam Kerr han revelado que están saliendo oficialmente con la foto más adorable en Instagram.

Incluso antes de los Juegos de Tokio 2020, se rumoreaba en Internet que las dos atletas eran pareja. Estos rumores se intensificaron después de que Kristie Mewis fuera vista consolando a Sam Kerr tras la victoria del equipo de Estados Unidos sobre el de Australia por la medalla de bronce el 5 de agosto. Las dos mujeres fueron vistas abrazadas en el campo después del partido.

Sam Kerr hizo pública su relación con un simple post en Instagram. La futbolista australiana compartió una foto de ella y Kristie Mewis abrazadas y besándose, junto a un emoji de corazón.

La futbolista alemana Melanie Leupolz, que juega en el Chelsea FCW, comentó con varios emojis de ojos de corazón. Hannah Blundell, del Manchester United, comentó lo mismo con el añadido de un emoji de una llama.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Sam Kerr (@samanthakerr20)

Sam Kerr ha estado fuera durante un tiempo. En 2019, compartió en un documental de Nike que su ahora exnovia fue fundamental para ayudarla a recuperarse de una “lesión grave” varios años antes y manejar el “lado mental” de volver a mejorar.

Antes de los Juegos Olímpicos no se sabía si Kristie Mewis, que juega como centrocampista en el Houston Dash, formaba parte de la comunidad LGBT+. OutSports, que había elaborado una lista de atletas abiertamente queer, no incluyó a la jugadora del Team USA en su lista.

Kristie Mewis publicó una adorable foto de la pareja disfrutando de unas vacaciones después de los Juegos Olímpicos en sus historias de Instagram.

En la foto, Kristie Mewis se mira en el espejo mientras Sam Kerr está de pie detrás de ella, abrazando estrechamente a su pareja. Si te fijas bien, Kristie Mewis incluso se agarra a la mano de Sam Kerr: es demasiado adorable

La pareja sigue los pasos de varias parejas de poder LGBT+ en el deporte, ¡nos alegramos un montón!