#FreeBritney: La cantante no volverá a los escenarios hasta que se libere de su padre

britney padre

Britney Spears se encuentra en un receso indefinido en su carrera, pero trabaja activamente en su intento por recuperar el control de su vida y su dinero tras 12 años de una curaduría judicial ejecutada principalmente por su padre, James Spears.

La curaduría, conocida en muchos estados como una tutela, comenzó en 2008 cuando la cantante atravesaba un periodo de inestabilidad emocional y tuvo crisis a menudo en público. Los arreglos normalmente se limitan a personas con capacidad severamente reducida de tomar decisiones por sí mismos, y se supone que son temporales, pero Britney Spears ha permanecido bajo control judicial mucho más tiempo de lo que cualquiera anticipaba.

La artista ha reconocido que el arreglo era necesario cuando se estableció y que probablemente salvó su carrera, y se mantuvo en silencio a lo largo de casi todos estos años.

Pero en agosto empezó a indagar públicamente quién supervisaba su vida y dinero, pidiendo mayor transparencia en solicitudes en la corte a menudo secretas, e incluso declarando su solidaridad con los fans que han exigido en manifestaciones y posts en línea que aquellos en control liberen a Britney: #FreeBritney.

Britney anhela que su padre Jamie Spears deje de ser su tutor legal y deje de controlar su patrimonio, sin embargo, el día de ayer el tribunal estadounidense rechazo su demanda DE MOMENTO, ya que necesitan más tiempo para revisar el caso.

Los abogados de Britney argumentaron que su padre despidió al gerente de negocios y contrató a una persona nueva, sin avisarle. Declararon que la cantante tiene miedo de su padre y no volverá a pisar un escenario si él sigue a cargo de su carrera.

“Britney me informó que tiene miedo de su padre y no volverá a subirse a un escenario de nuevo mientras su padre siga al mando de su carrera”, expresó una de las abogadas de Britney.

Por su parte, la abogada de su padre, declaró que Jamie Spears lleva 12 años tutelando la vida de su hija por sus problemas mentales y que él siempre ha actuado en beneficio de los intereses de Britney, salvando su patrimonio y liberándola de demandas millonarias.

Con todos estos argumentos, la jueza del Tribunal Superior de Los Ángeles negó la petición de Britney, pero no todo está perdido, ya que suspendieron a su padre y Bessemer Trust Company se convertirá en co-conservadora del patrimonio de la artista en lo que se resuelve la situación de la intérprete.

El tema seguirá dando de qué hablar y según una orden presentada en el expediente del caso. Se espera otra audiencia para el 16 de diciembre.