Celebridades, periodistas, abogados y senadores, salen en defensa de Britney Spears

framing britney

El movimiento #FreeBritney, que en español significa liberen a Britney Spears y en el que militan miles de fanáticos que creen que es una rehén, ganó fuerza el año pasado cuando la cantante presionó en la corte para sacar a su padre del rol de tutor.

Jamie Spears dio un paso atrás en 2019 en su custodia sobre Britney, un papel que le dio poder incluso sobre sus decisiones médicas y de salud mental. Sin embargo, el padre aún mantiene el poder sobre sus finanzas.

La famosa no busca eliminar la tutela, una figura legal normalmente destinada a los ancianos o enfermos, sino otorgarla a profesionales.

Ella aspira a que la tutora temporal que ahora tiene, siga siéndolo en el futuro, y le gustaría que una empresa, que se encarga del dinero de las más grandes compañías del mundo, gestionara sus finanzas.

La próxima audiencia judicial está programada para el 11 de febrero. 

“Framing Britney Spears”, su nuevo documental

El documental “Framing Britney Spears” sugiere que la estrella de pop mundial fue manipulada y llevada a la ruina emocional por un entorno mediático, en el que sus imágenes se vendieron por más de un millón de dólares.

Desde sus días como una valiente preadolescente en “Star Search” en 1992 hasta cuando apareció con la cabeza rapada en 2007, el documental dibuja a una superestrella magnética, cuya imagen se convirtió en la de todos menos la suya propia. 

El documental muestra cómo la destacada presentadora de noticias Diane Sawyer la presiona para que explique por qué “hizo algo” para causarle “tanto dolor” a su pareja en ese momento, quien era Justin Timberlake.

La “periodista” también protagoniza uno de los momentos más desagradables del documental.

“Britney Spears ha hecho enojar a varias madres en este país, empezando por la esposa del gobernador de Maryland. Kendall Ehrlich afirma que si tuviera la oportunidad de mat***r a Britney, lo haría”. Fueron las palabras que Diane Sawyer le dijo a Britney Spears durante su entrevista.

Por otro lado, Matt Lauer, la exfigura de la televisión matutina, la hace llorar en una entrevista de 2006 en la que arremete contra su estado físico mientras estaba embarazada de su segundo hijo.

Durante su prolongado colapso mental que siguió a su divorcio de 2006 y la batalla por la custodia de sus hijos, Spears fue fotografiada en estaciones de servicio descalza o conduciendo con un hijo en su regazo. 

En otra escena, toma un paraguas y comienza a golpear el vehículo de un paparazzi, una imagen que se volvió icónica. En el documental detallan más sobre este momento y el motivo que la llevo a ello, narrado por el propio paparazzi que la hizo estallar.

Sin duda este es un documental controversial que cuenta cómo ha sido la vida difícil de la cantante a lo largo de su trayectoria.

Y mientras el documental reforzó el movimiento #FreeBritney y logró que muchas personas abrieran sus ojos, diversos artistas, periodistas, e incluso abogados han mostrado su apoyo y están dispuestos a ayudar a la Princesa del Pop.

Miley Cyrus cantó este domingo momentos antes de que iniciará el Super Bowl y alteró la letra de su famosa canción “Party in the USA” para sustituir el nombre de Jay-Z por el de Britney Spears en el verso que va antes del coro.

“Y suena una canción de Britney Spears en la radio”, repitió tres veces la cantante. Después Miley dijo “queremos a Britney” y continuó con su presentación que preparó especialmente para todo el personal de salud que pudo asistir al evento y que ya ha sido vacunado tras combatir el COVID-19.

Las estrellas de la música Sam Smith, Kacey Musgraves, Kourtney Love, Hayley Williams (vocalista de Paramore), la agrupación Garbage, entre otros cantantes, también mostraron su apoyo.

En el ámbito de la actuación, Sarah Jessica Parker y Jesse Tyler Ferguson, también pidieron la liberación de Britney.

El famoso presentador gay y también productor de los shows más importantes en Estados Unidos se unió al movimiento.

Esta mañana la abogada Lisa MacCarley envió más de 100 cartas a distintos abogados pidiéndoles su ayuda para contactar a la Juez que lleva el caso de la estrella, y pedirle que termine la tutela de inmediato.

La abogada afirma que si no se hace algo, todos seríamos cómplices de quitarle sus derechos a una ciudadana inocente, a la cual ni siquiera se le pudo otorgar el derecho de contratar a su propio abogado.

Incluso senadores de Estados Unidos ya están al tanto del caso y están dispuestos a ayudar.

Las drag queens no podían faltar.

Esperemos que esta pesadilla pronto llegue a su final.