lindsay

En medio de las calles de Rusia y en evidente estado de embriaguez, Lindsay Lohan empezó a transmitir en vivo por Instagram un nuevo escándalo que la ha puesto en el ojo del huracán.

Lindsay caminaba de noche por las calles de aquel país, cuando de pronto se encontró con una mujer refugiada proveniente de Siria y sus dos pequeños hijos.

Increíblemente, Lohan empezó a persuadir a los chicos de que dejen a la madre y se vayan con ella:

“¿Quieren venir conmigo? Vengan conmigo, yo los cuidaré chicos. ¿Quieren ir a un hotel esta noche? ¿Quieren ver películas? Sería bueno ver una película en un televisor o en una computadora”.

Después, empezó a recriminar a la madre:

“No deberías tenerlos en el piso. Deberías ser una mujer trabajadora y deberías hacer lo que puedas por tus chicos, entonces ellos tendrían una mejor vida”.

Ante su insistencia, la mujer siria optó por golpear a la estrella de Mean Girls, quien cesó su persecución ante los golpes y comenzó a llorar. El video indignó a miles de usuarios que lo veían a través de la red social, acusándola de “intento de secuestro” o de “no respetar a las personas”.

La transmisión de Instagram se mantuvo durante unas horas en la cuenta de Lohan, pero ya ha sido eliminada. Aunque, para fortuna de todos nosotros y gracias al internet, el momento quedó guardado.

Chequen el video aquí abajo: