emilia starbucks

MISTERIO RESUELTO

Estás aquí porque lo viste: minuto 16 del antepenúltimo capítulo de la última temporada de ‘Juego de Tronos’. Si eres de las que no aguantaba al día siguiente para darle a ‘play’, probablemente estabas metido en tu cama con el ordenador sobre el regazo, era de madrugada y ese capítulo se estrenaba en HBO de forma global. Y, de repente, zas.

Daenerys Targaryen estaba sentada en la mesa y ahí, justo delante de ella, había un vaso de café. Y no uno cualquiera, uno de Starbucks. Uno que había pasado por alto ante la vista de actores, cámaras, editores y postproducción. Un equipo formado por más de 3.500 personas centradas en realizar la mejor serie de la última década. Casi nada.

Mucho se habló entonces sobre esa metida de pata, pero lo cierto es que no se supo muy bien de quién era aquel café y cómo es que ahí se olvidó. Hasta ahora.

Ha sido la propia Emilia quien ha explicado, en el ‘late show’ de Jimmy Fallon, de quién era aquel vaso.

“Aquí va la verdad: tuvimos una fiesta previa a los Emmys y Conleth [Hill], quien hace de Varys (y que está sentado junto a mí en esa escena), me apartó y me dijo: ‘Emilia, tengo que contarte algo, amor. El vaso de café era mío’. O sea, ¡era suyo! Me dijo: ‘Lo siento, cariño. No quería decir nada porque parecía que todo apuntaba a que era tuyo…'”.

Pues ya nos hubiera gustado saberlo antes, Conleth, porque esta información no es otra cosa que ‘carne’ para ‘memes’ pero, en fin, por lo menos ya hemos resuelto el misterio.