incendios california

Dos incendios forestales al oeste de Los Ángeles han obligado a miles de personas a abandonar sus hogares. El incendio se desató el jueves al noroeste de Los Ángeles y se expandió rápidamente hacia el sur, saltando la autopista de los Estados Unidos 101 el viernes temprano e invadiendo las montañas de Santa Mónica.

Las celebridades que incluyen a Britney SpearsLady Gaga, Kim Kardashian West, Rainn Wilson, Guillermo del Toro, Iggy Azalea, Melissa Etheridge y Alyssa Milano, son solo algunas que tuvieron que evacuar sus mansiones.

Lady Gaga publicó un video en Instagram el viernes donde mencionó la evacuación de su casa en Malibu. Kim Kardashian West también tomó su Instagram y escribió:

“Oren por Calabasas. Acabo de aterrizar en casa y tuve 1 hora para empacar y evacuar nuestra casa. Rezo para que todos estén a salvo”. 

Más tarde escribió en su cuenta de Twitter:

“Escuché que las llamas han golpeado nuestra propiedad en Hidden Hills, pero ahora están más contenidas y se han detenido en este momento. No parece que esté empeorando en este momento, solo rezo para que los vientos estén a nuestro favor. Dios es bueno. Solo rezo para que todos estén seguros 🙏🏼”.

Otra de las afectadas fue Caitlyn Jenner, de acuerdo con el sitio TMZ, la casa de la ex Kardashian ya fue invadida y devastada por las llamas, aunque, ella misma ha declarado en su cuenta de Instagram que aún no tiene informes del status de su casa, pero ella se encuentra bien y a salvo.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

We’re out of the fire zone and are safe. Thinking about all those that are affected and hope you all are safe too.

Una publicación compartida de Caitlyn Jenner (@caitlynjenner) el

Hasta el momento, ya se ha reportado el fallecimiento de 11 personas pero no se ha informado su identidad. Los cuerpos fueron hallados en sus vehículos, calcinados cuando trataban de huir por carretera de las llamas.


El incendio, que ocupa 28 kilómetros cuadrados en la zona del Valle de Santa Rosa, y Woolsey, que empezó el jueves cerca de Thousand Oaks, un área a unos 64 km al noroeste de Los Ángeles, han forzado la evacuación de más 100 mil personas. Es hasta ahora el desastre más feroz provocados por el viento en todo California, durante lo que ha sido uno de los peores años para los incendios forestales en el estado.